Conducir en otoño en Gran Canaria

Aunque vivimos en el paraíso donde podemos disfrutar del sol los 365 días del año, también somos conscientes de que en Gran Canaria tenemos muchos microclimas y que depende de el lugar donde estemos podremos estar en bañador o con anorak. Esto hace que tengamos que extremar las precauciones al volante en los meses de otoño y de invierno porque hay zonas de la isla en las que sí se hace notar los vientos, la niebla y la lluvia. 

Por ello, desde Reconocimientos Médicos Escaleritas queremos hacer una serie de recomendaciones para garantizar que nuestra conducción es segura y que no haya sobresaltos para ninguno de los ocupantes del coche. 

Es importante que con las primeras lluvia incrementemos la atención y la prudencia, reduciendo la velocidad si fuese necesario, ya que cuando el pavimento está mojado se producen patinazos que pueden hacernos perder el control del coche y si la velocidad es alta, las consecuencias pueden ser peores pudiendo provocarse colisiones o incluso que salgamos de la vía. Para el caso de los motoristas o los usuarios de ciclomotor son más vulnerables a las inclemencias meteorológicas porque la adherencia de los neumáticos es menor que la de un coche, por lo que en caso de condiciones climatológicas adversas, lo mejor sería no arriesgarse a conducir este tipo de vehículos.

Recomendaciones que les facilitamos desde Reconocimientos Médicos Escaleritas:

  • Realizar una revisión del vehículo, en especial de los neumáticos para evitar derrapes y aquaplaning, pero también a la dirección, el embrague, los frenos y el acelerador.
  • Conducir a menor velocidad.
  • Respetar la distancia de seguridad.
  • Parar de conducir si no se siente seguro en la carretera o si hay mucha niebla o lluvia.
  • Evitar adelantamientos innecesarios.

Desde Reconocimientos Médicos Escaleritas creemos que la seguridad al volante debe primar en cualquier caso y para ello es necesario ser muy prudentes y estar atentos a la carretera.